Adolescente inventa método para detectar el cáncer de páncreas

Cáncer de pancreas

Un ado­les­cen­te es­ta­dou­ni­den­se de 15 años, Jack An­dra­ka, ha in­ven­ta­do una nueva forma, sim­ple y ba­ra­ta, de de­tec­tar el cán­cer de pán­creas, un pa­de­ci­mien­to del cual se habló mucho en el mundo ya que Steve Jobs lo pa­de­ció. El des­cu­bri­mien­to le ha va­li­do el pri­mer pre­mio de la feria de cien­cia e in­ge­nie­ría más im­por­tan­te del mundo, la Intel In­ter­na­tio­nal Scien­ce and En­gi­nee­ring Fair.

Los tu­mo­res en el pán­creas su­po­nen una de las en­fer­me­da­des que mayor nú­me­ro de muer­tes pro­du­ce al año por cán­cer, ya que su por­cen­ta­je de mor­ta­li­dad es casi del 98%.Sus cau­sas va­rían entre la he­ren­cia ge­né­ti­ca, el ta­ba­quis­mo, la obe­si­dad o una ali­men­ta­ción con bajo con­su­mo de fi­bras o ex­ce­so de carne roja, entre otros.

Pero la tem­pra­na de­tec­ción de esta pa­to­lo­gía ase­gu­ra la cu­ra­ción de la en­fer­me­dad casi en un 100%. Esto sig­ni­fi­ca­ría lo­ca­li­zar el tumor cuan­do to­da­vía se en­cuen­tra úni­ca­men­te en el ór­gano, pero es algo que no su­ce­de en mu­chos casos dado que no exis­tían prue­bas los su­fi­cien­te­men­te efi­ca­ces.

El mé­to­do Jack An­dra­ka es un 90% más efi­caz que el resto de prue­bas exis­ten­tes hasta el mo­men­to, a la vez que 28 veces más ba­ra­ta, 1.000 veces  más sen­si­ble y ade­más no es in­va­si­vo para el or­ga­nis­mo.

Este sis­te­ma es una pieza hu­mil­de de papel de fil­tro, ex­cep­to que se su­mer­ge en una so­lu­ción de na­no­tu­bos de car­bono, que son ci­lin­dros hue­cos con pa­re­des del es­pe­sor de un solo átomo, re­cu­bier­tas con un an­ti­cuer­po es­pe­cí­fi­co di­se­ña­do para unir­se con el virus o pro­teí­na que se esta bus­can­do.  La idea clave es que hay cam­bios no­ta­bles en la con­duc­ti­vi­dad eléc­tri­ca de los na­no­tu­bos cuan­do las dis­tan­cias entre ellos cam­bian. Cuan­do los an­ti­cuer­pos en la su­per­fi­cie de los na­no­tu­bos en­tran en con­tac­to con una pro­teí­na diana, las pro­teí­nas se unen a los tubos y los se­pa­ra un poco. Ese cam­bio en los es­pa­cios entre los tubos pue­den ser de­tec­ta­dos por un con­ta­dor eléc­tri­co. An­dra­ka uti­li­za un me­di­dor de $ 50 dó­la­res de Home Depot para hacer el truco, pero, dice, que los mé­di­cos pue­den fá­cil­men­te in­ser­tar sus tiras reac­ti­vas en los glu­có­me­tros uti­li­za­dos por mi­llo­nes de dia­bé­ti­cos en todo el mundo para rea­li­zar la lec­tu­ra.

El ado­les­cen­te, de tan solo 15 años, afir­ma estar tra­ba­jan­do con la pres­ti­gio­sa uni­ver­si­dad de Johns Hop­kins para me­jo­rar la pa­ten­te y em­pe­zan­do a ofre­cer su pro­duc­to a di­ver­sas em­pre­sas para su co­mer­cia­li­za­ción.

Re­fe­ren­cia: BBC 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s